OSTEOPOROSIS

¿Qué es la Osteoporosis?cabeza_femur
Fue definida por vez primera en 1944 por el Dr Albright como “disminución de la masa ósea por unidad de volumen de hueso siendo la mineralización de hueso normal”.

La segunda definición la dio el “Consenso para la prevención y tratamiento de la Osteoporosis” en 1991, detallando que se trata de una “Enfermedad difusa del esqueleto caracterizada por una disminución de la masa ósea y alteraciones en la microarquitectura del tejido óseo como consecuencia de la cual aumenta la fragilidad ósea y la susceptibilidad para las fracturas”

La última definición es del año 2001, “Enfermedad esquelética caracterizada por una resistencia ósea disminuida que predispone a una persona a un riesgo aumentado de fractura.” (Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos)

No suele producir molestias durante los años en los que se va produciendo, por lo que pasa inadvertida hasta que se producen una o varias fracturas como consecuencia de la disminución de la resistencia del hueso.

En el año 2001 se calculó que en sociedades desarrolladas, estaba diagnosticada y tratada sólo en el 10-20 por ciento de la población que la padece, permaneciendo desconocida y sin tratar en el 90-80% de las personas que la tienen.

En el año 2002 se calculó que en Europa se producían:

  •  1.400.000 fracturas vertebrales cada año.
  •  3.835 fracturas vertebrales cada día.
  • 160 fracturas vertebrales cada hora.
  • 3 fracturas vertebrales cada minuto.


¿Cómo se produce?
causasOP

Hasta los 30 años más o menos, cada persona va adquiriendo su capital óseo, alcanzando alrededor de esa edad su pico máximo de masa ósea como resultado de factores raciales, alimentarios, hormonales, así como del ejercicio físico; posteriormente hay una etapa de estabilidad en que las pérdidas y las ganancias están equilibradas y más adelante se inicia una disminución paulatina de la masa ósea al predominar las pérdidas sobre las ganancias, pudiendo diferenciarse entre una pérdida fisiológica que entra dentro del proceso de envejecimiento y una pérdida excesiva, superior a lo establecido, llegando a rangos patológicos, es decir a la enfermedad que se llama Osteoporosis.

¿Cómo se diagnostica?

MEDIANTE DENSITOMETRIA OSEA
En el momento actual los criterios diagnósticos se basan en el resultado de la Densitometría ósea.

DMOcaderaDMOcolumna

Este estudio permite:

  1. Diagnosticar si hay o no Osteoporosis u Osteopenia, siendo esta una situación en la que ha comenzado a perderse densidad mineral ósea, y que en algunos casos requiere el inicio de tratamiento.
  2. Predecir el riesgo de fractura.
  3. Instaurar tratamiento a tiempo.

La densidad mineral ósea se mide en:

  1. Columna Lumbar incluyendo las cuatro vértebras lumbares.
  2. Fémur próximal
  3. Cuello de fémur
  4. Trocanter de fémur que es la zona más prominente de este hueso.

En algunas personas la medición debe hacerse en un hueso del antebrazo, el radio:

  1. Cuando no puede medirse en columna o cadera por intervenciones quirúrgicas previas.
  2. En personas obesas.
  3. En los casos de Hiperparatiroidismo.

La densitometría nos informa de dos valores:

Z score: Es la comparación de la densidad mineral ósea de una persona con los valores considerados normales para su edad y sexo.

T score: Es la comparación de la densidad mineral ósea de una persona con la máxima densidad ósea teóricamente alcanzada por la población sana del entorno, a los 30 años, momento en que como se ha expuesto anteriormente, se alcanza el máximo capital óseo.

La medición nos informa acerca de si una persona tiene menos de lo normal o más y de la Desviación Standard (DE) que esto supone; la desviación estándar es un cálculo estadístico que permite cuantificar en qué medida un resultado se aparta de la normalidad y va a servir para decidir cuando es preciso un tratamiento .

Normal: DMO (Densidad Mineral Osea) inferior como máximo a una Desviación Estándar (DE) respecto a la media de referencia para adultos jóvenes sanos: T score: hasta -1 DE. La densidad mineral ósea suele ser de 1000-900 miligramos por centímetro cuadrado de hueso.

Osteopenia o masa ósea reducida: Densidad Mineral Osea entre menos una Desviación Estándar y menos dos y media: T score: -1 a -2.5 DE. La densidad mineral ósea en esta situación suele situarse en torno a 850-750 miligramos por centímetro cuadrado de hueso.

Osteoporosis: Densidad Mineral Osea por debajo de dos y media Desviaciones Estándar o más del valor medio de referencia para adultos jóvenes sanos: T score= -2.5 o más desviaciones estándar. La densidad mineral ósea es inferior a 650 miligramos por centímetro cuadrado.

Estos valores también permiten calcular el riesgo de fractura.

Las fracturas vertebrales aumentan de modo importante el riesgo de nuevas fracturas por fragilidad.

En base a estos datos, se puede diagnosticar Osteopenia u Osteoporosis en:

Mujeres postmenopausicas.
Varones mayores de 65 años.
Con estos resultados y atendiendo a factores de riesgo, se puede diagnosticar Osteoporosis en:

Mujeres premenopausicas: entre 20 años y la menopausia.
Varones entre 50-65 años.
Varones entre 20-50 años.
Con los resultados del Z score, se puede diagnosticar en chicas y chicos menores de 20 años, si existe “Baja densidad ósea para la edad cronológica”, y precisan tratamiento.

¿Cuándo está indicado hacer una Densitometria Osea porque existen factores de riesgo?

  • Menopausia precoz.
  • Varones con Testosterona baja, hipogonadismos.
  • Adultos con enfermedad celíaca: intolerancia al gluten.
  • Síndromes malabsortivos intestinales.
  • Gastrectomia: Reducciones gástricas por tratamientos quirúrgicos .
  • Hiperparatiroidismo.
  • Abuso de alcohol.
  • Tabaquismo.
  • Mujeres atletas profesionales.
  • Enfermedades hepáticas importantes, especialmente cirrosis biliar primaria.
  • Artritis reumatoide.
  • Anorexia nerviosa.
  • Esclerosis múltiple.
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica.
  • Talasemia.
  • Adultos que tomen medicaciones que condicionen disminución de la masa ósea:
    – Corticoides: durante más de tres meses.
    – Sales de Litio.
    – Tratamiento crónico con Heparina.
    – Tratamiento anticonvulsivante crónico.
    – Inmunosupresores.
  • Fractura por fragilidad, sin golpe importante, después de los 40 años.
  • Otros:

    – Antecedente familiar de fractura osteoporótica, especialmente de cadera en la madre.
– Osteoporosis aparente en una Radiografia.
– Excesivo consumo de cafeina.

¿Cuándo se debe instaurar tratamiento?

Con osteoporosis diagnosticada. Con osteopenia y factores de riesgo. También se trata cuando haya tenido lugar una fractura vertebral o de cadera.

Posibles tratamientos farmacológicos

Se invidualiza en cada caso, teniendo en cuenta que el objetivo es conseguir una mayor resistencia ósea de forma que disminuya el riesgo de fracturas:

1.  Calcio y Vitamina D:

En dosis acordes con la edad; en líneas generales se administran entre 500-1.000 miligramos diarios de Calcio en mujeres postmenopausicas y en ancianos, y entre 400-800 Unidades Internacionales de Vitamina D.

2.  Calcitonina:

Tiene un efecto muy útil como analgésico.
Es apta en pacientes que no pueden recibir otros tratamientos más actuales.

3.  Terapia Hormonal Sustitutiva:

Con Estrógenos o asociados a Gestágenos: su indicación fundamental es el control del síndrome climatérico, es decir aliviar los síntomas que en algunas mujeres produce la menopausia: sofocos, etc… No es aconsejable prolongarla más de 3 años por los efectos secundarios que se han constatado.

4.  Moduladores Selectivos de los Receptores Estrogénicos:

Tienen efecto positivo sobre la masa ósea lumbar y del fémur.
Son muy útiles en mujeres postmenopausicas, cuando hay osteopenia, para prevenir la aparición de osteoporosis.

5.  Bifosfonatos:

Son fármacos antirresortivos es decir que inhiben la actividad excesiva de las células destructoras de hueso, llamadas Osteoclastos.
Los más utilizados son: Alendronato, Risedronato e Ibandronato
Disminuyen el riesgo de fractura vertebral y de fémur. Se suelen tomar en dosis única semanal (o mensual); cabe la posibilidad en algunos casos de administrarlos por vía endovenosa, trimestralmente, semestralmente o una vez al año, si se considerara preciso.

6.  Paratohormona recombinante humana:

Es osteoformadora, es decir hace hueso nuevo y reduce el riesgo de fracturas.
Se inyecta subcutáneamente cada día durante 18 meses.
Está indicada cuando existen fracturas por debilidad o intolerancia a otros tratamientos.

No se debe utilizar en personas:

  • Que hayan tenido tumores.
  • Hayan recibido radioterapia.
  • Con hiperparatiroidismo.
  • En casos de litiasis renal.
  • Enfermos de Paget.
  • Calcio alto en sangre.

7.  Ranelato de Estroncio.

Aumenta la formación de hueso.Reduce simultáneamente la destrucción exagerada de hueso.

Se toma diariamente disuelto en agua.

Al cabo de seis meses de iniciar el tratamiento conviene hacer un análisis de los Marcadores de Remodelado óseo, parámetros que indican si la destrucción del hueso ha disminuido desde que se inició el tratamiento, y la reestructuración ósea se va normalizando. Si no fuera así, habría que considerar si se debe cambiar de fármaco.

También a los seis meses se hace una Morfometria comparándola con la que se hizo al inicio; se trata de un método que permite medir la altura anterior, media y posterior de las vértebras, lo que posibilita clasificar, si existen, el grado y el tipo de las fracturas vertebrales y la evolución de la deformidad ante una fractura prevalente.
Densitometría ósea cada dos años.

Tratamiento quirúrgico
Si hubiera fracturas vertebrales, el paciente sería atendido en el Departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología, para realizarle una o más vertebroplastias.

Aviso importante; Este documento tiene como único objetivo educar a la población. Su propósito no es, ni debería interpretarse como si lo fuera, ofrecer sugerencias médicas o instrucciones de ningún tipo. Se recomienda que todas las personas que vean esta información consulten a sus propios médicos para todos los asuntos que tengan que ver con su salud y atención médica. '