Recomendaciones para obtener una adecuada adherencia al plan de alimetnación

Articulo elaborado por Dra. Patricia I. Sosa 

Comenzar con un plan alimentario para adelgazar suele resultar fácil al comienzo pero mantenerlo y superar las tentaciones es lo más difícil. Aquellas personas que lo logran son las que procuran modificar sus hábitos de alimentación a largo plazo. Esto es muy importante ya que la variación de peso, es decir, engordar, adelgazar, volver a engordar… es más perjudicial que mantener un peso constante.

“Aumentar de peso no sucede de un día para otro; adelgazar tampoco”

Estos son algunos consejos a seguir para lograr cambiar hábitos alimentarios:

  1. Cumpla con las cuatro comidas principales.
  2. Siéntese a comer tranquilo y coma despacio.
  3. Mastique bien cada bocado.
  4. Entre bocado y bocado deje los cubiertos sobre la mesa.
  5. Respete la calidad y cantidad de los alimentos. Nunca repita el plato.
  6. No deje fuentes con alimentos sobre la mesa, sirva la porción en el plato y llévelas a la cocina.
  7. Trate que su comida sea variada, rica y con una buena presentación.
  8. Realice preparaciones sencillas, sin frituras.
  9. No realice actividades asociadas mientras esté comiendo como leer o mirar televisión porque de esa manera no controla la cantidad de lo que come.
  10. Si come con personas que no hacen dieta cocine lo mismo para ellos también así no se tienta con lo que comen los demás
  11. Beba abundante líquido por día. Puede consumir fuera de horarios habituales de comida infusiones de té, mate, café, gaseosas light, gelatinas diet.
  12. Realice una actividad física que sea de su agrado para mantener así una constancia, por lo menos cuatro días a la semana.

Quien ha hecho dieta sabe lo difícil que resulta mantener el peso cuando la abandona; el secreto está en aprender a cambiar hábitos que nos permitirá no sólo lograr el objetivo sino mantenerlo.

Aviso importante; Este documento tiene como único objetivo educar a la población. Su propósito no es, ni debería interpretarse como si lo fuera, ofrecer sugerencias médicas o instrucciones de ningún tipo. Se recomienda que todas las personas que vean esta información consulten a sus propios médicos para todos los asuntos que tengan que ver con su salud y atención médica. '