¿En qué consiste la alimentación del diabético?

La alimentación es importante en la vida de todas las personas, y es fundamental en el tratamiento de la diabetes ya que nos ayudará a conseguir un mejor control, a tener un peso adecuado, a disminuir las variaciones en los niveles de glucosa a lo largo del día y a prevenir y tratar las bajadas de glucosa (hipoglucemias).
El tipo de alimentación que se recomienda es el mismo que se aconseja par todo el mundo.
Deberá ser: EQUILIBRADA, VARIADA Y SANA.

¿Qué debo comer para llevar una alimentación sana?

Para ello es necesario tomar alimentos de todos los grupos.
En general se recomienda:
1. Tomar lácteos (leche, yogures, quesos bajos en grasa) de 2 a 3 veces al día.
2. Tomar 2 ó 3 piezas de fruta a lo largo del día; una de las frutas que sea un cítrico.
3. Comer siempre verdura 2 veces al día, y al menos una de las veces que sea en forma d verdura cruda (ensaladas).
4. Tomar alimentos proteicos (carne, pescado, huevos) 2 veces al día, intentando comer más pescado que carne, y en el caso de las carnes elegir aquellas con menos grasa.
5. Tomar alimentos ricos en hidratos de carbono complejos (arroz, pasta, legumbres, pan, patata, cereales) en cada una de las comidas. La cantidad dependerá del peso de cada persona y de su actividad física. Es preferible tomarlos integrales, porque así tomaremos también fibra.
6. Utilizar siempre aceite de oliva, ya que este tipo de aceite es muy bueno para controlar nuestro colesterol, pero si existe sobrepeso no conviene abusar, ya que tiene muchas calorías, al igual que otros tipos de grasas como las mantequillas, margarinas,…
7. No abusar de la sal en la preparación de las comidas.
¿Cómo influye la comida en el control de la glucosa?

Sólo los alimentos que llevan azúcar en su composición hacen aumentar la glucosa en sangre. Estos alimentos son el azúcar de mesa, la fruta, todos los cereales y derivados (pasta, pan, galletas,…), las legumbres, las patatas, la leche, las verduras, los dulces, helados refrescos no light,…
Pero no todos estos alimentos llevan las misma cantidad de azúcar y no todos los tipos de azúcar hacen subir lo mismo la glucosa en la sangre.
Los alimentos que más hacen subir la glucosa son el azúcar de mesa, los refrescos, los zumos, pasteles, helados y batidos, por lo que en general no se recomienda tomarlos habitualmente.
El resto de alimentos (pan, pasta, arroz, legumbres, fruta,…) si se pueden comer y además se recomienda tomarlos a diario y en cada una de las comidas del día, pero no deberemos comer grandes cantidades.

Aviso importante; Este documento tiene como único objetivo educar a la población. Su propósito no es, ni debería interpretarse como si lo fuera, ofrecer sugerencias médicas o instrucciones de ningún tipo. Se recomienda que todas las personas que vean esta información consulten a sus propios médicos para todos los asuntos que tengan que ver con su salud y atención médica. '