Rechazo a la comida – Distorsión de la imágen corporal Anorexia nerviosa

Articulo elaborado por Lic. Sandra I. Sosa 

El término anorexia significa literalmente “pérdida del apetito;” sin embargo, esta definición es engañosa ya que las personas con anorexia nerviosa con frecuencia tienen hambre pero, de todos modos, rechazan la comida. Las personas con anorexia nerviosa tienen intensos temores a engordar y se veen así mismos gordos inclusive cuando están muy delgados. Estos individuos pueden tratar de corregir esta percibida “imperfección” limitándo el ingerimiento de la comida de manera estricta y haciendo excesivo ejercicio con la finalidad de perder peso.

La anorexia nerviosa se trata de un grave desorden de alimentación, no hay perdida de apetito, todo lo contrario. Se trata de una negación voluntaria de comer por temor obsesivo a engordar. La comida es vista y considerada como un enemigo.
Se observa mucho miedo a engordar, conductas obsesivas en cuanto a controles de que y cuanto come, haciendo cálculos de las calorías que consume en cada alimento. También es muy común en estos cuadros la presencia de excesivo ejercicio físicos, con la finalidad que quemar las pocas calorías que consumieron en el día.
En estos pacientes se observaría una distorsión de su esquema corporal, se ven gordos a pesar de estar delgados, por lo cual llegan a tener un peso muy bajo poniendo en  peligro la vida.
Una conducta muy común es el aislamiento, evitan ir reuniones o eventos en los cuales  la comida esta presente. Valiéndose de argumentos falsos buscan excusarse y de esa manera solo consumir aquellos alimentos que consideran que no son riesgosos para  continuar con la perdida de peso.
El déficit de peso produce síntomas como irritabilidad, pensamiento polarizado, desgano, depresión, angustia, falta de voluntad, alteración del sueño, hipotermia, lanugo, alopecia, perdida de menstruación, bradicardia, calambres, debilidad y osteoporosis. Todos estos síntomas desaparecen en la medida que el peso se recupera.

Si bien es en la adolescencia donde más casos de anorexia se  presentan, se dan en todas las edades, desde casos que se han denunciado en sala de 4 años en jardín de infantes hasta en mujeres de la tercera edad.

En cuanto al género predomina mas en mujeres que hombres, pero los casos de hombres con este desorden de alimentación han aumentado considerablemente en los últimos años.

En la anorexia el tratamiento debe ser médico y psicológico, requiriendo apoyo familiar y/o de amigos, se deberá abordar la problemática de manera integral y multifactorial, con el objetivo que la persona recupere la salud y tenga una buena calidad de vida.

Aviso importante; Este documento tiene como único objetivo educar a la población. Su propósito no es, ni debería interpretarse como si lo fuera, ofrecer sugerencias médicas o instrucciones de ningún tipo. Se recomienda que todas las personas que vean esta información consulten a sus propios médicos para todos los asuntos que tengan que ver con su salud y atención médica. '